3 años después: Estas sobrevivientes del cánc3r recrean su foto viral – y el cambio es total

Por desgracia todos tenemos familiares que tienen o han padecido cánc3r. Una enfermedad terrible que afecta tanto a la persona que lo padece como también afecta en el estado de animo de las personas de su alrededor, familia y amigos, empatizan de manera extrema.

Lora Scantling es una fotógrafa profesional y quería hacer un trabajo especial, dado que su amado padre sufría en este momento cánc3r y una de sus mejores amigas perdió a su pequeño por esta horrible enfermedad.

Y le surgió la oportunidad de hacer ese retrato especial con tres hermosas niñas que estaban luchando contra esta terrible enfermedad que es el cánc3r. Todas sus fotos fueron y son virales y ahora se reúnen tras tres largos años para una nueva foto.

En el año 2014 la famosa Lora Scantling realizó esta sesión fotográfica con Rheann, de 6 años, Ainsley, de 4 años y Riley, de años. Estas tres guerreras luchaban contra un cánc3r y estaban apenas comenzando su tratamiento de quimioterapia, escribe Nueva mujer.

Abrazándose

Las tres pequeñas no se conocían todo surgió durante la sesión de fotos, pero ahora son grandes amigas. En esta foto se abrazan y cada una de las pequeñas lleva consigo un lazo dorado en representación contra el cánc3r. La fotografía logra transmitir esperanza y a la vez tranquilidad.

La foto en concreto se hizo viral en todo el mundo y fue difundida por millones de personas.

Y ahora, tras tres largos años, vuelven a reunirse para realizar una nueva sesión fotográfica. Después de estos tres años las pequeñas han conseguido ganar la lucha contra el cánc3r, aunque aun tengan alguna secuela.

Fuertes y bien

La nueva sesión de fotos es totalmente conmovedora, aun tienen secuelas pero están muchísimo mejor de la enfermedad en la cual siguen luchando sin descanso pero con alegría.

Rheann, la pequeña que sale en el centro de la foto se puede apreciar que aun conserva secuelas de esta terrible enfermedad, su pelo no comienza a crecer a causa de la fuerte agresividad de la radiación. Y sus preciosos ojos están inclinados por la ubicación en la que estaba alojado el tumor cerebral. Pero lo mejor de esta gran luchadora es que no se le borra la sonrisa de su precioso rostro y la fuerza y las ganas de vivir. ¡Pequeñas pero grandes luchadoras!

Queremos invitarte a compartir esta historia que puede ayudar a muchas personas en la misma situación a seguir luchando para conseguir salir de esta horrible enfermedad.

COMPÁRTELO CON TUS AMIGOS:

Quizás te interese:


Deja tu comentario